martes, 22 de junio de 2010

Paisaje de película de aventuras











Murcielaguillo que me recibió a la entrada de la Cueva de los
Helechos





El abismo negro.










Uno de los múltipes pasadizos.


Estos helechos de aspecto semiselvático están en la entrada de la llamada Cueva de los Helechos. Las paredes que los rodean son muy altas y reciben muy poca luz. A pesar de ello, crecen en abundancia, junto a ortigas, hiedras y musgos. Pertenecen a la especie Asplenium scolopendrium (= Phyllitis scolopendrium).









Helecho Asplenium trichomanes subsp. quadrivalens, que se encuentra en las grietas de las rocas de la parte superior de los barrancos y también en el sotobosque del encinar espeso.



En las cercanías de Puerto Escaño, en Carcabuey, rodeados por un bosquete mediterráneo casi impenetrable, cuajado de arbustos y lianas, muchos de ellos espinosos, se pueden encontrar unos paisajes que evocan las viejas películas de Tarzán o de Indiana Jones. Penetramos en un extenso y vertiginoso laberinto de barrancos, paredes verticales, abismos insondables, grietas, simas y cuevas, colonizados por una vegetación lujuriosa, que recuerda vagamente a la del trópico. Abundan las plantas siempre verdes, las trepadoras y los helechos, y el suelo está tapizado por musgos exuberantes. Entre los barrancos aparecen grandes rocas encajadas, por debajo de las cuales tenemos que pasar, y los bloques desprendidos de las paredes hacen que nuestro caminar sea intrincado. A veces, los pasadizos son muy estrechos. Las cuevas conducen a otros barrancos con sus cuevas, y éstas nos llevan a otros barrancos. Nada más entrar en las cuevas, te rodea el zumbido de decenas de grandes moscardas y te reciben los murciélagos rozándote casi en sus vuelos. Cuando estás en lo profundo de las simas, escuchas en las altas paredes el graznido de las grajillas, que allí se te figura fúnebre y premonitorio.

En esta foto se aprecian las distintas fallas en las rocas calizas, sobre todo las dos principales que discurren paralelas. A lo largo de las líneas de falla aparecen las bocas de bastantes cuevas y simas, en su mayoría inexploradas (se supone que tendrán bastante profudidad y que serán muy laberínticas). En la comarca, la mayoría de las bocas de las cuevas y simas se encuentran en las líneas de falla o en sus proximidades.


video


video

Barranco en el que se encuentra la Cueva de los Helechos. Estos son sólo dos de los pozos. Hay bastantes más.

6 comentarios:

  1. (no me entró el comentario anterior-creo)
    me parece una entrada fantástica,Antonio¡¡
    un paisaje para aventurarse, un escenario de peli de Indiana Jones... jajajaja.. llámame clásica... pero sin harrison, que ya no va a haber más remedio que cambiarlo, jajajaja.
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola Antonio,
    resulta espectacular ese rincón,quien dijera que se ecuentra en el "mediodía español".Preciosos esos Asplenium scolopendrium, y la fotillo del murciélago ha salido graciosa y todo ,eso era un vampiro Antonio....jeje
    saludos,

    ResponderEliminar
  3. Querido Antonio:
    Me parece increíble que existan paisajes de ese tipo por aquí, ¡tan cerca!.
    Gracias por compartir tus fotos y videos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Si en fotografías es bonito, ! cómo no será en la realidad!.Apetece ir este otoño. Saludos

    ResponderEliminar
  5. buenas, estupendas fotos y magnífico lugar. tendrías el track para poder visitar este lugar??, estoy pensando ir pronto y nose si sabré llegar.
    Te dejo mi correo.loliredondobonillo@gmail.com

    ResponderEliminar
  6. buenas, estupendas fotos y magnífico lugar. tendrías el track para poder visitar este lugar??, estoy pensando ir pronto y nose si sabré llegar.
    Te dejo mi correo.loliredondobonillo@gmail.com

    ResponderEliminar