domingo, 15 de agosto de 2010

Los bichicos de luz


Esto es una hembra adulta de luciérnaga, lo que en la comarca se llama un "bichico de luz". Pertenece a la especie Nyctophila reichii, la más frecuente en la península Ibérica (y bastante abundante en la comarca). Aunque no lo parezca, esto es un escarabajo. Lo que pasa es que las hembras adultas tienen aspecto de larvas y no desarrollan alas. Suelen encontrarse en el verano junto a las acequias de las huertas, en el suelo o sobre las hierbas, en el envés de las hojas, y también en olivares, bordes de caminos, bosques de ribera, etc. Las hembras hacen señales luminosas a los machos, que vuelan en busca de la más pequeña luz, desde el anochecer hasta bien entrada la noche. Las señales de las hembras son más luminosas que las de los machos. Las hembras muestran su lucecita alojada en la parte inferior del final del abdomen: dos segmentos enteros iluminados más dos puntos luminosos en cada uno de los extremos (estos dos puntos son los únicos que se iluminan en las larvas y en los machos). Los machos sólo brillan cuando son molestados.

Hasta hace unos 30 años, los niños estaban hasta bien tarde jugando en la calle durante el verano, la iluminación urbana era más débil y el campo estaba al lado de sus casas, con lo que podían observar la luz de las luciérnagas y las estrellas fugaces. Hoy, sólo pueden hacerlo los que tienen chalets o viven en las afueras de los pueblos. Antes, solían recolectar varios de estos bichicos de luz y llevarlos a sus casas, donde los observaban y podían formar pequeñas lámparas.


Luz de una luciérnaga hembra. Macho adulto.


En posición ventral se aprecian los enormes ojos del macho, necesarios para detectar las lejanas lucecillas de las hembras.
Una noche, en un hábitat de sierra (también había olivares en las cercanías), encendí mi móvil y al instante acudieron varios machos, que se posaron sobre él.


Una larva y su luz. Las larvas de luciérnaga se encuentran por todas partes en la comarca, debajo de las piedras. Lo mismo son frecuentes en las zonas bajas que en las sierras altas.

Las larvas de luciérnaga son unos voraces depredadores, especializados en caracoles y babosas. Los paralizan con un fluido digestivo que digiere el cuerpo del molusco y luego succionan su alimento. Los adultos prácticamente no se alimentan.



En este vídeo se observa cómo se puede conseguir que una larva de luciérnaga emita luz, poniéndola en la oscuridad y frotando suavemente el extremo de su abdomen.

video

7 comentarios:

  1. Que buenos recuerdos me trae las luciérnagas y esta entrada ; Antonio.
    Aquellas noches de verano cuando vivíamos en el Cortijo y salíamos toda la familia a cenar a la puerta. A la antigua lámpara de butano se nos acercaban toda clase de bichitos. Después cuando acabábamos de cenar apagábamos el "butanillo" . Entonces si que se dejaban ver estas luciérnagas y los más peques nos entreteníamos en pillarlas ,para mala suerte de ellas alguna se "esachurraba" entre los dedos.

    Pero no crees también que pueden haberse visto afectadas por la utilización masiva de pesticidas , por aquí ya nos se ven como antes.
    un abrazo,

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, Bibiano, he leído que en general las luciérnagas están en regresión. Seguramente les ha afectado el uso masivo de pesticidas, y también dicen por ahí que tanta contaminación lumínica hace que los machos se desorienten y no encuentren a las hembras.

    ResponderEliminar
  3. Estupenda entrada. Y la foto del caracol es curiosísima.

    ¿Alguna foto de nubes de ayer y anteayer? ¿Tal vez de los cumulonimbos de las grandes tormentas de ayer?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. qué curiosas las luciérnagas hembra, alumbrando el camino al macho... el "camping-luz" de la sierra...
    gracias por ilustrarnos¡¡¡
    suelen estar cerca de ríos o lagunas??
    un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Sí, Pilar, es común que estén cerca de ríos y lagunas, lugares donde hay más humedad y alimento. De hecho, en algunos ríos del SE de Asia, se pueden observar en los árboles de la orilla enormes concentraciones de estos animales, que emiten destellos sincronizadamente, como tal vez hayas visto en los documentales. Los árboles parecen árboles de navidad que se encienden y se apagan.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. por cierto, en Montalbán se les llamó de toda la vida BICHITOS DE LUZ. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Hola, descubrí tu blog por casualidad, a mi me fascinan estos insectos luminosos. Soy de Montalbán y todos los veranos acudo a algunos rinconcitos del campo junto a fuentes o pozos con vegetación donde todavía pueden observarse, aunque por desgracia parece que cada vez hay menos. Un saludo y enhorabuena.

    ResponderEliminar